miércoles, 11 de abril de 2018

Casandra



Soy la que ve.
Más allá de lo obvio.
Lo obvio en sí.
La cosa y su representación.
Su símbolo y la señal.
Todas las posibilidades.
La única realidad.
Lo que es y lo que será.
Sus otras consecuencias
y dimensiones.
Sigo siempre la visión
que se manifiesta.
A su llegada,
la profecía,
penetra en mí
como la enseñanza
en el sabio.
La carne se abre,
recibe.
La sangre lee
y discurre.
La mirada sueña
la imagen y ya todo 
lo sabe
para ignorarlo.
Ese es mi don.
Ese es mi reto.
Saber para ignorar.
Silencio que se funde
en el futuro.
Con el tiempo
he aprendido
que solo la llegada
de lo inevitable
puede generar
conciencia.
Por eso callo,
por eso y por los ángeles
de los diferentes
que abren sus almas
sin rencor.

(*) Dibujo de Gertrudis Losada Alva.

lunes, 2 de abril de 2018

Vestida de silencio




Vestirme de silencio
para nacer y ser
silencio mismo.

He aquí mi íntima
aspiración ahora.

En una ceremonia
a la orilla de una montaña.

O al pie de un mar
de cielo poblado
de horizonte.

Encender un fuego
de sombra y cobijo.

Ofrecer una canción
con los sonidos
de la noche
y los recuerdos
del corazón.

Ya en el sueño,
ligera de viento,
desprendida de la ilusión,
entregarme
a la luz de una mirada
cascabel.

Sí, entonces afuera
se hará el silencio
también
y en el centro
tañerán campanas.

Mi espíritu
en la vibración
adecuada.

El alma siempre
preparada.

Conciencia.

Ah, vestida
de ese nuevo silencio
caminaré
por los ríos de arena
y asfalto.

Y desde ahí
inauguraré mi nueva
escritura.



viernes, 23 de marzo de 2018

Elogio y aprendizaje de la ligereza I





Ser ligera.

Como un vaivén
de polvo de estrellas
que divaga en la noche.

Como el mapa celular
de la vida oculta
y los misterios.

Discurrir en el río
cual gota de oxígeno
que disfruta del tránsito.

Oh, sí, ser ligera
abandonando 
intensidades
pasiones y esfuerzos
de la sangre.

Ah, la ligereza,
¡qué don, qué don
de la naturaleza!

Siendo ser
sin apenas verse
en el ver 
mas contemplándose
en la música
extinguiéndose
en el placer.

Ojalá algún día
la flecha de mi impecabilidad
se clave en la diana 
del cosmos
sin la tensión del arco
por impulsarla.

Que sea solo un navegar
en las ondas hermanas
de la liviandad.

Ser ligera 
es más que mi deseo actual
es la aspiración de mi espíritu,
ese aliento
impulso esencial
con el que camino.


(*) Dibujo de Ramón y Cajal de las células del cerebelo de un pollo.

jueves, 11 de enero de 2018

Algo acerca de lxs guerrerxs



El principio que guía al guerrero es el de mostrarse y elegir estar presente. El guerrero maduro muestra honor y respeto por todas las cosas, emplea la comunicación juiciosa, establece límites y fronteras, es responsable y disciplinado, demuestra un uso correcto del poder y entiende los tres poderes universales.

Las cuatro sendas del chamán, Ángeles Arrien

El guerrero sabe que mejor
caminar hacia el horizonte
que luchar en el campo de batalla.

Sabe del valor que tiene la semilla
al germinar la tierra
y alzarse digna hacia el futuro
del ser.

Sabe que la belleza
duele en exceso si procede
del crepúsculo del horror
y de la misera de la crueldad.

El guerrero cuenta
con sus manos
con su latir
con su instinto
con sus pies endurecidos
por los incansables pasos
con sus poemas no escritos
y sin embargo
siempre preparados
y con el territorio inabarcable
que guardan la generosidad
y la clarividencia de los maestros
de las leyes invisibles.

El guerrero canta a la luna
a las mareas a las grietas
a la lluvia al animal 
y a las estaciones;
también al tiempo impertérrito
y al tiempo bendito
y se entrega al final de los días
de buen grado 
pues sabe
que ese es el último requisito
de su misión.

Sabe que el último tránsito
entre umbrales
-si ha sido fiel a sus principios
e impecable ante el latido
de su corazón-
será propicio, fácil
y de esperanza 
tanto propia como ajena.



lunes, 3 de abril de 2017

A l@s jinetes del nuevo amanecer



#Tebanos
La palabra coraje deriva de la palabra francesa 'coeur', y etimológicamente, significa 'la habilidad de defender el propio corazón o el propio núcleo'.


Argonautas,
jinetes del nuevo amanecer:
- Cabalgad
hasta el alba,
que nada os detenga.

Id lejos
con vuestra misión.

Confiad
en el viento
en la madera
en el fuego
en la tierra.

Sed fuentes de mares
y nuevos océanos.

Argonautas,
amados jinetes
de la aurora
que las conciencias
despierta:
- Ha llegado la hora.

Es tiempo de tocar
horizontes
y traspasar umbrales.

Haced de vuestro camino
inspiración
y testimonio
de esta vida linda,
humana,
brutalmente
abierta
que nos ha sido dada.

Amados y amadas mías,
trascended en la sombra
y respetad la oscuridad
pues no hay
tormenta que sea más sagrada
que la palabra, la obra,
el espíritu y la compasión
que os llueve en El Centro
y estáis obligados
a cantar.

Id en paz,
amados,
amadas mías,
mensajeros del Coraje,
comprometidos
con vuestro tiempo
y mandato.

- Es la hora.

Ya tañen las campanas
y los ángeles os resguardan.

Temed no obstante
el exceso de luz,
y como armadura,
prended el día de vuestra partida
el arco de la fe
a vuestros pechos.

- La fe sangra
siempre ahora
en vuestros corazones.

Argonautas,
amados, amadas,
jinetes de la risa,
del canto,
del llanto amargo
que purifica con música
y las almas sana,
salid a los senderos,
a las carreteras,
a las autopistas,
a las pistas de despegue,
a los cielos y a los subterráneos,
mezclaos con la gente
y sus anhelos,
vivid,
compartid,
amad,
danzad,
despertad,
mirad bien,
elegid con la fortuna
de los llamados.

- Recordad y contad
la verdad
que habéis venido
a dar.



BSO, I went too far, by AURORA.




jueves, 23 de marzo de 2017

Diálogos pensapoéticos I



Cuando el destino llamó a tu puerta,
tenías puestos los auriculares.
El Kanka
    F.- ¿Trabaja usted?
    P.- Sí, siempre. Soy pensapoadora.
    F.- ¿Para quién? ¿O para qué?
    P.- Trabajo para el amor.
    F.- Ah, lindo, lindo trabajo. ¿Y en qué consiste?
    P.- Verá, es muy variado y ecléctico. Diverso. De divers-i-on.
    F.- Hmmm...
    P.- Consiste en cantar, bailar, poemar, versar, caminar, contar, escribir, respirar, a veces incluso bufar...
    F.- Hmmm... Interesante. ¿Qué obtiene con su trabajo?
    P.- Canciones, coreografías, poemas, versos, senderos, complicidad, cuentos, escritos, aire, a veces incluso vuelo...
    F.- Hmmm... Interesante. ¿Observa algún cambio con su trabajo?
    P.- Cada día. Me hace mejor persona trabajar para el amor. ¿Usted a qué se dedica?
    F.- Hmmm... Trabajo para el pensamiento. Hago preguntas.
    P.- Ah, preguntas... Interesante.
    F.- Soy filosofadora.
    P.- ¿Y para qué pregunta?
    F.- Para saber, para conocer, para crecer, para mejorar, para seguir, para esperar...
    P.- Hmmm... Interesante. Las preguntas nunca se acaban... Como el amor. ¿Y le interesa la respuesta o solo la pregunta?
    F.- Hmmm... Interesante.

(Pausa larga con nube.)

    P.- ¿Qué obtiene con sus preguntas?
    F.- Aforismos, conocimientos, tratados, datos, análisis, algunas desesperanzas...
    P.- Hmmm... Interesante. ¿Observa algún cambio con su trabajo?
    F.- Siempre tengo más preguntas que hacer.

(Pausa larga con rayito de sol.)

    P.- ¿Qué le parece si cantamos?
    F.- ¿Para qué?
    P.- Parapapá, paramamá, parapimpomperosi, parapimpomperono, paratitititití, paramimimimí...
    F.- Vale.
    P. y F.- Parapapá, paramamá, parapimpomperosi, parapimpomperono, paratitititití, paramimimimí...

BSO. Pudo pasar, de El Kanka.
(*) Foto de Gertrudis Losada Alva.

domingo, 18 de diciembre de 2016

Instrucciones para llorar




Es recomendable para llorar
tener un alma grande
y transparente que conserve
porosidades y un nivel medio 
de humedad.

Si el alma se reseca hay que sacarla
a la calle cuando llueve 
o llevarla al bosque a la hora del rocío.

Es imprescindible que el alma llore húmeda.

Si el alma ya está seca
conviene rezar fuerte desde el corazón
auscultando el cielo y pisando fuerte
la tierra con pies descalzos.
Aunque no se tenga fe
y la esperanza esté menguando.
Pues conviene usar la palabra 
sagrada como raíz del núcleo
que nos incendia.

La poesía también sirve para orar.
Igual que cualquier canción 
de cualquier raza, tribu,
cultura humana o extraterrestre
que acune la vida.

A Dios y al amor 
se llega por la oración
sincera,
entre otros caminos.

De mucho invocar
siendo este acto origen divino
quizás emociones a algún ángel
y son los ángeles los que transmiten
las verdaderas necesidades del universo
cuando Dios descansa, crea, ora o medita.

Cuando el alma de tan seca
se resquebraja,
su crujir en ocasiones puede alcanzar
la compasión de las criaturas del cielo
y de los subsuelos,
se sabe que hay grietas 
que son canales directos
con la divinidad
cuando la esperanza se ha extinguido
y el olvido del amor amenaza
con poblar de ceniza el mundo.

Es recomendable para llorar
olvidarse del pudor, la vergüenza infantil
o el sentido del ridículo.
Son emociones éstas que construyen
diques para el buen discurrir de la lágrima
hacia el sentir propio y ajeno 
durante el recorrido sanador
para el que te ha sido enviada.

Es recomendable para llorar
asegurarse de que salen todas y cada una
de las lagrimas convocadas.
Una lágrima no nacida
puede convertirse,
en el mejor de los casos, 
en moco traicionero y, 
en el peor, 
la buena educación
me obliga a emitir silencio
en este verso.

Por último recordar
que los seres humanos
sin alma 
también están invitados
al baile del llanto.

Quizás al principio
no estén familiarizados
con el arte de conmoverse
pero en ocasiones
ha habido esfuerzos
que han sido recompensados
con el latir de los tiempos.

Cuenta una vieja leyenda
del jardín Edén
que una vez un ser humano
sin alma fue dotado de la cristalina
sal anímica
el día que una de sus lágrimas piedra
rozó el ala derecha de un ángel 
y le despertó una sonrisa irisada
de cosquillas.

Cierto es que no es frecuente
ganarse un alma gracias al llanto
pero a veces pasa
y es bonito, justo recordarlo.

Conviene destacar que el diluvio universal
fue llanto pío ofrendado al género humano
como segunda oportunidad.

Es recomendable para llorar
permitir que el otoño florezca 
en primavera y viceversa
mientras amanece
en el puente de los enamorados.

En fin, en general,
es recomendable
para llorar, llorar sin más
y dejarse llevar por el arrullo
de nuestras aguas.


Santa Coloma de Gramenet, lunes 12 – domingo 18 de diciembre de 2016

BSO. Crying, de Roy Orbison por KD Lang.